lunes, 9 de mayo de 2011

Una historia bastante insólita: los indios Hopi

Muchas gracias por NO reproducir de nuevo esta entrada al pie de la letra.
                                
En 1999 un grupo de indios Hopi - trajeados para la ocasión- del estado de Arizona llegó a la Embajada de España en Washington, DC. Querían ver al embajador para explicarle su peculiar situación: “el pueblo Hopi estaba en guerra con España desde el siglo XVII y creían que había llegado el momento de firmar la paz. El año 2000 marcaba la entrada en un nuevo milenio y un pueblo tan pacífico como los Hopi necesitaban tener todas las cuentas saldadas”.

La sorpresa fue inmensa para todos los que trabajábamos en la representación española. La verdad es que nos quedamos atónitos...."¿qué estamos en guerra? ¿con quién? ¿los Hopi?....pero ¿quiénes son?, ¿dónde viven?"  Pero los Hopi venían pertrechos de los documentos que probaban lo que decían. Y así nos fuimos enterando que España estaba en guerra no solo con los Hopi sino con los Zuñi, los indios Pueblo, los Navajos y algunas otras tribus nativas americanas……¡todo un descubrimiento!

Pero antes de contar el final de esta historia tan sigular y, en brevísimas palabras porque la historia de los Hopi da para un tratado, una escueta información sobre el interesante pueblo.
¿QUIÉNES SON LOS HOPI?
El término hopi viene de la contracción de "Hópitu", que quiere decir "los pacíficos". Hablan una lengua Shoshonean, de origen Uto-Azteca. Son un pueblo profundamente espiritual. Las tribus hopi son parte de la cultura Pueblo, descendientes directos de los Anasazi que ocuparon el actual territorio hace ya más de 5000 años. En la actualidad, los Hopi viven en pequeños grupos de poblados autónomos ubicados en tres mesas (mesetas) en la región Mesa Negra en la zona árida del estado de Arizona.
En 1848 Arizona y Nuevo México pasaron a formar parte de Estados Unidos. El gobierno Americano estableció una reserva para el pueblo Hopi en 1882, siendo presidente Chester A. Arthur.  Según el censo del año 2000, la población Hopi era de 6.946 personas.
LA MISIÓN ESPAÑOLA EN ORAIBI
Oraibi se encuentra ubicado en la punta oeste de la reseva, y es considerado el asentamiento humano más antiguo de los Estados Unidos.
Oraibi permaneció desconocida para los exploradores españoles hasta 1540 cuando Pedro de Tovar- que formaba parte de la expedición de Coronado- se encontró con los Hopi mientras buscaba “ las siete ciudades de oro del reino de Cíbola”. El contacto con los españoles no fue continuo hasta 1629 cuando se estableción la Mision de San Francisco en Oraibi (1629–80). Los españoles comenzaron a prohibir a los Hopi la tenencia de sus katchinas, sus altares, sus bahos, forzaron su conversión al catolicismo..... ¡desafortunadamente, la misma historia de todas las colonizaciones!
En 1680 los Hopi atacaron la misión española -que aún puede verse en ruinas- y la paz nunca fue firmada.
Los españoles añadieron los caballos, las ovejas y los burros al mundo Hopi. También algunos nuevos vegetales y frutas (sandías, cebollas y chiles), que aún conservan el nombre español en la lengua Hopi. También les enseñaron a trabajar el metal y la plata.
Ruinas de Oraibi
VIVIENDA HOPI
Las tribus Hopi vivían en edificaciones construidas de piedra, barro y madera de varios pisos de altura.
El piso de abajo alojaba una habitación especial llamada kiva que era el punto de reunión de los hombres para discutir asuntos de la comunidad y organizar las ceremonias. Se entraba a esta habitación desde el techo. En la segunda y tercera plantas estaban ubicadas las viviendas. El acceso a las viviendas se efectuaba por medio de escaleras de madera que se retiraban por la noche.


CREENCIAS Y KATCHINAS
De acuerdo con la tradición Hopi, la historia de la Humanidad está dividida en períodos que ellos denominan "mundos", los cuales están separados entre sí por terribles catástrofes naturales: el primer mundo sucumbió por el fuego, el segundo por el hielo y el tercero (Kasskara) por el agua. Nuestro actual mundo, que es el cuarto según sus profecias, está tocando a su fin, y dará paso a un nuevo mundo en un futuro no muy lejano. En total, la Humanidad deberá recorrer siete periodos. Los indios Hopi afirman que sus antepasados fueron visitados por seres procedentes de las estrellas que se desplazaban en escudos volantes, y dominaban el arte de cortar y transportar enormes bloques de piedra, así como de construir túneles e instalaciones subterráneas.
Los katchina llegaron por el aire, lograron poner a salvo a su pueblo de uno de estos cataclismos, y de ellos aprendieron a observar las estrellas y cortar raíces.
Los katchinas son seres visibles, de apariencia humana, que nunca fueron tomados por dioses, sino solamente como seres de conocimientos y potencial superiores a los del ser humano. Eran capaces de trasladarse por el aire a velocidades gigantescas, y de aterrizar en cualquier lugar. Dado que se trataba de seres corpóreos, precisaban para estos desplazamientos de unos artefactos voladores.
Hoy en día los katchinas, ya no existen en la Tierra: regresaron a las estrellas. Los Hopi, como fieles seguidores de las tradiciones de sus antecesores, continúan esperando el regreso de sus maestros para cuando termine el mundo actual.
A la espera de este regreso, los Hopi, han venido fabricando generación tras generación los katchinas. Estos muñecos portan extrañas indumentarias y cascos y representan diferentes animales que tienen una fuerte connotación simbólica. Los niños Hopi juegan con los katchinas para que puedan reconocerlos cuando regresen de nuevo. Según los Hopi, las primeras señales proféticas ya están apareciendo.
Las leyendas Hopi son la base de algunas creencias en el folklore de los creyentes en ovnis.
CULTURA
Los Hopi son uno de los pocos grupos aborígenes que mantienen su cultura en la actualidad. Sus poblados llegan a tener una historia de 1000 años. Viven en una cultura matriarcal donde las mujeres se consideran iguales a los hombres y la pertenencia a los clanes (clan de los katchinas, clan de la flauta, clan de la serpiente, etc.) se hace a través de la madre. Está prohibido casarse dentro del mismo clan. Los clanes tenían nombres de animales porque creían que ese animal les ayudaba a conectarse con animales de poderes especiales. Cuando una mujer se casaba, el marido y los familiares de éste, tenían que organizar la boda, confeccionar el traje de la novia, su cinturón y sus mocasines. El novio se movía a la casa de la novia.
Mujeres Hopi con el típico peinado en flor de calabaza que indica que están solteras
ARTESANÍA
Los Hopi actuales tienen fama por su elaborada joyería.  Aprendieron a trabajar la plata de los españoles. El diseño de la curvas en la joyería Hopi son muy comunes y representa el fluir de la vida, pero tienen otros símbolos que representan a la madre Tierra, la reencarnación y el símbolo del mundo, entre otros. Son muy hábiles en el arte de hacer cestas. Las canastas se decoran con colores, líneas y símbolos.
La cerámica Hopi va decorada con dibujos negros sobre una base engobe amarillo o color naranja oscuro.
      

LA DANZA DE LA SERPIENTE
Una de los mayores atractivos del pueblo Hopi es la Danza de la Serpiente se realiza durante dieciséis días, generalmente en agosto, aunque suele incluir a veces algunos días de septiembre. Representa una plegaria hacia los dioses y a la naturaleza para que provean abundantes lluvias para hacer germinar sus cultivos en una tierra desértica. Utilizan serpientes  generalmente venenosas - pero también no venenosas- que actúan como mensajeros para los espíritus.

AGRICULTURA
Los Hopi basan su vida en el cultivo del maíz, que, en sus diversas coloraciones, amarillo, rojo, negro y azul, constituyen su principal alimento. También cultivan calabazas, alubias, algodón y tabaco. En épocas de sequía comen cactus, patatas silvestres y rosas silvestres.

EL GRAN CAÑÓN
Antes de que llegaran los españoles, el Gran Cañón estaba habitado por pueblos nativos. Efectivamente, en el año 500 AD, una nueva cultura conocida como Pueblo (Anasazi) habitaba en pequeñas y oscuras casas semi-subterráneas el Gran Cañón.
Los primeros europeos que llegaron al Gran Cañón fue la expedición de García López de Cárdenas en 1540, llevando como guías a indios Hopi. Ellos, los indios Hopi, se consideran los auténticos descubridores del Gran Cañón.
DESENLACE
¿Cómo terminó la historia de los Hopi que llegaron a la Embajada de España dispuestos a subsanar un error histórico?  Este fue el desenlace: el Embajador comunicó a las autoridades competentes en España toda la información que los Hopi pusieron a su disposición y se corroboró con una serie de investigaciones.  Finalmente, se organizó una gran ceremonia para firmar la Paz, que tuvo lugar en Santa Fe, Nuevo México. Asistieron altos representantes políticos españoles y altos representantes de los pueblos nativos así como muchísimos indios de las tribus involucradas que quisieron ser partícipes de la ceremonia. Los representantes de los pueblos nativos firmaron la paz con un pluma de ave. Los españoles con una pluma moderna y muy cara (¿?) El documento de la firma y las dos plumas pueden verse hoy en día en el Cabildo de Santa Fe, Nuevo México. Posteriormente, un grupo de 20 indios Hopi fueron invitados a visitar España donde fueron recibidos por las autoridades más representativas del país. Todos los medios de comunicación se hicieron eco del hecho. Y que yo sepa, no ha habido más colaboración o contacto. ¡Pero estamos en paz!

PHOTO SOURCE:
http://www.flickr.com/photos/leonandloisphotos/
http://www.northernword.com/cgi-bin/mt/mt-search.cgi?blog_id=3&tag=Colorado&limit=20
http://observatoriodelared-sa.blogspot.com/2009/08/la-leyenda-hopi.html

2 comentarios: